Pueblos Sharanahua, Mastanahua, Chaninahua, Marinahua

Indistintamente todos estos grupos se denominan Onikoin, “gente verdadera”. Estos diversos grupos hacen parte de un conljunto regional pano más amplio caracterizado por una gran cercanía linguistica. Los grupos, hoy en día geográficamente muy disminuidos, pueden haber tenido en el pasado una base territorial. En realidad, casi todas las designaciones en uso tienen un significado peyorativo y llevan el sufijo nahua (forastero) que implica que se trata de un nombre atribuido por otros – salvo Sharanahua (gente buena, hospitalaria) igualmente terminado en nahua-, de forma que no constituyen en manera alguna nombres propios: Mastanahua (gente mentirosa), Chaninahua (gente enana), Marinahua (gente Coati), estos últimos a veces considerados un sub-grupo Yaminahua. La pintura facial y corporal, que hacía parte de las marcas de identidad específica de los miembros de cada uno de estos grupos, no se emplean ya habitualmente,  pero las ligeras diferencias lingüísticas se conservan aún en comunidades donde familias de los distintos grupos conviven, no obstante su mutua inteligibilidad y el alto grado de bilinguismo de la población. La identidad común como Sharanahua resulta impuesta por la circunstancia de la reducida población de cada uno de los grupos, entre los que los Sharanahua resultan mayoritarios, así como por su convivencia en comunidades mixtas. En determinados contextos la identidad particular es subrayada por propios y ajenos y la común incluso rechazada.

Mujer Sharanuahua

Mujer Mastanahua

Población

Los estimados de población en el Purús varían grandemente pero en todos los casos están debajo de su población censada en la provincia de Purús que asciende a 869, a lo que hay que sumar posiblemente población en situación de aislamiento voluntario. En el Brasil los estimados varían entre 300 y 500. En la provincia la población mayoritaria de este conjunto es Sharanahua.

Historia

Como los anteriores, estos grupos sufrieron las consecuencias de la expansión gomera a los frentes del Yurúa y Purús. Su territorio original parece haber estado en el Tarauacá, afluente del Yurúa, donde existen referencias de su presencia al menos desde 1863. Sujetos a patrones o huyendo de ellos y de enfrentamientos con otros grupos, se desplazaron en distintas direcciones. En la década de 1930 algunos refugiados en el río Gregorio fueron atacados y se produjeron venganzas que llevaron a grupos locales de estos sub-grupos del conjunto a moverse hacia las cabeceras del Purús, del Yaco y del rio Chandless donde en la década de 1940 trabajaron para patrones madereros. Individuos y familias Sharanahua fueron trasladados por sus patrones al Urubamba, donde algunos luego se establecieron en la comunidad-misión de Sepahua. Otros grupos locales Sharanahua, fuertemente mermados por las epidemias, regresaron temporalmente al río Embira en busca de mujeres para poder casarse para poco después de la primera epidemia de sarampión en el Curanja decidir seguir los pasos de grupos que ya trabajaban con patrones y “aliarse” con algún patrón para conjurar las epidemias. A inicios de la década de 1950 familias de Sharanahua, Mastanahua y Chaninahua se encontraban en el Curanja y en su confluencia con el Purús donde misioneros católicos y evangélicos, respectivamente, las reunieron; éstas y las que mantienen en cierto aislamiento fundaron luego progresivamente otros asentamientos. En San Marcos y Gasta Bala se establecieron las primeras escuelas bilingues con profesores Sharanahua y una población a inicios de la década de 1970, alcanzando la primera 200 habitantes en 1974. Epidemias sucesivas de gripe y tos ferina y el temor a los actos de brujería contribuyeron a que los pequeños grupos se desagregaran y desplazaran continuamente, en ocasiones asentándose en comunidades Cashinahua o Culina, otras veces buscando formar asentamientos de población étnica más homogénea donde los Sharanahua no fueran dominantes. En 1975 en estos asentamientos SINAMOS censó 221 Sharanahua, 67 Mastanahua y 50 Chaninahua en 4 asentamientos. El censo de 1993 registró 349 Sharanahua, 89 Mastanahua y 68 Chaninahua. Hoy en día, existen 17 asentamientos con población predominantemente Sharanahua, Mastanahua, Chaninahua o Marinahua o mixtas, pertenecientes a 7 comunidades reconocidas y 6 tituladas ubicadas a todo lo largo de la cuenca. Algunas pocas familias residen además en comunidades Cashinahua o Culina.

Organización Social

Este conjunto se caracteriza por tener, como los Cashinahua, mitades exogámicas y un sistema de transmisión paralelo de nombres asociados a ellas en generaciones alteranas. En este caso, los individuos reciben un nombre de cada mitad, los varones uno de la mitad y generacioón de su abuelo paterno y otro de la mitad y generación del hermano de su abuela materna. Las mujeres reciben un nombre  de la mitad y generación de la hermana de su abuela paterna y otro de la mitad y generación de su abuela materna. Las mitades, Roa adifo (ancianos perfectos) e Ino nahua facufo (hijos de jaguares extranjeros) constituyen a su vez la base de una clasificación de las especies animales y vegetales que tal vez alguna vez fueron los nombres epónimos de clanes o el origen de los sub-grupos del conjunto. Hoy en día el sistema de tribución de nombres continúa teniendo significado y cuando la demografía lo permite, los matrimonios atienden la regla de exogamia de mitades, las que también juegan aún algún rol en la vida ritual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s