Pueblo Yine

Denominación e Identidad

Se autodenominan Yine, término que significa “gente verdadera” o Yineru; la designación de Piro, como eran conocidos, es de origen colonial y desconocido. En Brasil y Bolivia se denominan Manchineri.

La lengua Yine está relacionada con la de los llamados Mashco Piro que habitan en situación de aislamiento voluntario en las zonas interfluviales que dividen las aguas del Purús, Madre de Dios y Urubamba, pero no es claro su grado de inteligibilidad. Aunque la lengua mantiene vigencia los Yines son altamente bilingues en su idioma y castellano.

Son característicos de los Yine las cuhmas masculinas tejidas en algodón con diseños geométricos, aunque su uso no es cotidiano, y los diseños de sus pinturas faciales hechas con huito.

Población

La población étnica Yine en el Perú se estima en cerca de 3000 habitantes, una parte de ellos residiendo en comunidades Yine-Ashaninka. La población Yine en Monterrey es de 31 habitantes. En Brasil viven unos 400 Manchineri, en los ríos Purús y su afluente el Yaco; en Bolivia unos 150.

Historia

Los Yine de Monterrey proceden de la comunidad Miaría asentada en la cuenca del río Urubamba; su traslado en el año 2000 fue auspiciado por misioneros evangélicos. La fecha de establecimiento de los Yine en la región del Urubamba es incierta, aunque ya a mediados del siglo XVII se encontraban allí. Los estudios linguísticos estiman que en un pasado remoto sus antepasados se trasladaron desde el norte de Bolivia a través de áreas interfluviales. A fines del siglo XVIII parecen haber decidido expandirse hacia Ucayali gracias a las relaciones privilegiadas que establecieron con misioneros franciscanos. En la era  del caucho, los Yine fueron tempranamente reclutados como peones y miembros del “ejercito” de conquista de nuevos territorios, junto con otros pueblos. Una proporción importante de ellos fueron trasladados fuera de sus áreas de asentamiento, incluyendo Brasil. Los Yine de Monterrey señalan que sus antepasados habían trabajado en la regíon del Purús donde ahora se hallan establecidos. Después de la caída de los precios de las gomas la mayor parte  de los Yine, considerados valiosos trabajadores, fueron trasladados por su patrones nuevamente a Urubamba y al Ucayali. Permanecieron sujetos a éstos extrayendo madera y trabajando en fundos hasta la década de 1950 en que empezaron a formar asentamientos independientes en torno a escuelas formadas por el ILV o a asentarse en la misión de Sepahua para fundar después, progresivamente, más de una decena de comunidades ubicadas en los departamentos de Cuzco, Ucayali, Loreto y Madre de Dios.

Organización Social

En el pasado los Yine tuvieron un sistema de clasificación en clanes matrilineales que hoy en día ya no regulan la descendencia ni los arreglos matrimoniales. La residencia matrimonial tiende a ser uxorilocal, con la nueva pareja establecida cerca de la casa de los padres de la mujer. Las familias asentadas en Monterrey mantienen relaciones sociales con la comunidad de Miaría de donde proceden. En esta pequeña comunidad muchas de las actividades de subsistencia y para la obtención de ingresos, son realizadas con cooperación de distintas unidades familiares a través de mingas aunque cada familia tiene sus propias parcelas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s